Cargando sitio web

Radio Parque




Hoy se cumplen 30 años de un ataque mortal contra la libertad de prensa

Hoy se cumplen 30 años del asesinato del periodista Santiago Leguizamón, ocurrido en Pedro Juan Caballero.
El caso ocurrido dos años después de la caída de la dictadura quedó totalmente impune, aunque se sabe que
fue producto de una orden de la mafia de frontera que se sintió tocada por las inéditas publicaciones del
comunicador que destaparon la corrupción en esa parte del país. El hampa eligió el día del Periodista para
enviar, a la vez, una velada amenaza a todos los que podrían osar seguir el valiente camino elegido por el mártir
de la prensa paraguaya.

Santiago Máximo Leguizamón Zaván nació en Villa Hayes, Chaco, el 26 de marzo de 1950. Se recibió de mecánico de
aviación y luego de licenciado en Comunicación Social. Estaba casado con Ana María Margarita Morra, quien es
exactamente cinco meses menor que él. Tuvieron cuatro hijos.
Santiago Leguizamón era director y propietario de Radio Mburucuya 980 AM de Pedro Juan Caballero, en cuya sede vivía.
Su familia vivía en el barrio Villa Morra de Asunción. Se veían usualmente cada dos semanas, cuando Santiago viajaba a la
capital.
Aquella fatídica mañana del viernes 26 de abril de 1991, cuando Santiago tenía 41 años de edad, este desarrolló durante
toda la mañana su exitoso programa denominado Puertas Abiertas

Los últimos contactos que hizo al aire fueron con el director de Radio Ñandutí 1020 AM de Asunción, Humberto Rubin, y con
el entonces corresponsal de Radio Mburucuya 980 AM en Yby Yaú, Cándido Figueredo.
A las 12:10, Santiago Leguizamón salió de la radio, que funciona hasta ahora en Zenón Stefani Ortiz entre Arroyo Piky y
Arroyo Guavirá, barrio María Victoria de Pedro Juan Caballero. Se dirigía a celebrar el Día del Periodista en el restaurante El
Pato, perteneciente a un amigo suyo y que quedaba en el lado brasileño de la línea internacional, en Ponta Porã.
Santiago manejaba su automóvil Nissan blanco. Al lado iba su secretario, Baldomero Cabral, conocido como Karapé, quien
tenía 21 años.
Ambos se desplazaron 2.100 metros hasta que fueron emboscados sobre lo que ahora es la avenida Rodríguez de Francia
entre Julia Miranda Cueto y Mariscal Estigarribia, barrio Mariscal Estigarribia, en plena línea internacional que divide
Paraguay de Brasil. El lugar del atentado es actualmente la Plaza del Periodista.

Santiago debía conducir 100 metros más, doblar a su izquierda, entrar al Brasil y girar de nuevo a la
izquierda hasta llegar al restaurante El Pato. De hecho, el ataque ocurrió en paralelo al local
gastronómico, pero en el lado paraguayo.

El atentado fue perpetrado a las 12:15 por tres hombres que actuaron en un coche Volkswagen Gol
negro. Uno de los sicarios (José Aparecido de Lima, alias Ze Lima) bajó y disparó contra el vehículo
con una escopeta calibre 12 recortada. El otro matón (José Francisco Araulho), alias Tiro Certo)
usó una pistola calibre 9 milímetros y un revólver calibre 38.
El tercer hombre quedó en el volante (Braz Vas de Moura )y hubo un cuarto integrante de la banda (José Galdino Dos Santos, alias
Paulao) que vigilaba desde el otro lado de la frontera. La orden fue dictada por Daniel Alvares
Georges y Luis Henrique Rodrígues Georges, (hijo del entonces patrón de frontera Fahd Yamil
Georges), según se desprende de la investigación de la Policía Federal de Brasil.

Los perdigones de escopeta y los proyectiles de pistola y revólver hirieron gravemente al periodista,
quien mientras agonizaba le dijo a su acompañante: “Corré, salvate vos. Yo ya no puedo”. Este
último siguió el consejo y huyó de la escena en medio de un sostenido ataque a balazos.


El criminal que tenía la escopeta, al ver a Santiago sangrando en el volante, se acercó a él y le
remató con otro disparo en la cara. Así, se consumó el recordado asesinato del periodista,
precisamente en el Día del Periodista.



Te invitamos a ver más noticias


MAS NOTICIAS


La Nueva Radio Parque