Cargando sitio web

Radio Parque




Joven tenía prisión domiciliaria, pero igual seguía traficando

Una joven con prisión domiciliaria a raíz de un proceso por tráfico de drogas, nuevamente fue detenida al
amanecer de esta mañana, cuando agentes del departamento Antinarcóticos de la Policía confirmaron que la
misma de nuevo estaba distribuyendo crack en su casa ubicada en el barrio Virgen de Fátima de Areguá.

Se trata de Liz Maricel Vargas (20), madre de dos hijos menores y líder de una pequeña red que se dedica a la distribución
de drogas en aquel barrio aregüeño. La recaptura de la joven se dio precisamente debido a las reiteradas denuncias
efectuadas por los vecinos. Casi todas las noches, los miembros de este clan protagonizaban peleas que incluían disparos
de armas de fuego para proteger su territorio de otras bandas contrarias, señalaron los lugareños.
Esta vez, los intervinientes encontraron casi 50 gramos de crack, un poco de dinero en billetes de baja denominación, a más
de celulares y puñales en poder de la sospechosa.
De acuerdo con los investigadores, Liz Maricel ya fue detenida año atrás por el mismo delito, pero tras pasar un tiempo tras
las rejas, gracias a las gestiones de sus defensores logró que la magistrada de la ciudad de Luque Jennifer Ynsfrán Moran le
concediera medidas alternativas como no consumir bebidas alcohólicas, no portar armas y prohibición de salir del país para
salir de la prisión.

Sin embargo, tras regresar a su casa, la joven aparentemente nuevamente comenzó a poner en marcha la pequeña
estructura que tenía para la compra y distribución de drogas, especialmente el crack.
Pero esta vez, los vecinos ya no se callaron y rápidamente denunciaron el hecho antes las autoridades y en la mañana de
ayer agentes de Antinarcóticos capturaron de vuelta a la distribuidora, quien fue remitida a la comisaría 017 de Caacupemí,
Areguá



Te invitamos a ver más noticias


MAS NOTICIAS


La Nueva Radio Parque